El reloj marcaba las 7 horas del domingo. Y las nubes y el agua no dejaban ver las primeras claridades del día. Como durante todo el sábado no dejaron al sol ser partícipe de esta enorme prueba. Nubes, lluvia y bancos de niebla que venían e iban. Como corredores que llegaban exhaustos a la línea de meta.

Poco antes el director de carrera, en la carpa junto al mismo arco donde horas antes vio como salían cientos de corredores con sueños cargados en sus mochilas, espetaba un: ‘’la carrera ha quedado neutralizada en El Bosque, se acabó’’. La preocupación de los allí presentes –amigos y familiares- crecía a medida que llegaban noticias del desbordamiento del río Majaceite al paso de Benamahoma a El Bosque.

Minutos después, el último de los #blue aparecía en la plaza de Prado del Rey. Viento y lluvia, pero una sonrisa que no cabía en sus caras. Humildad, respeto, cabeza y paciencia. Eso tuvieron que tener los atletas del #TRSTeam en esta edición de la Ultra Trail Sierra Bandoleros.

Edición que quedará para el recuerdo como la anterior por su dureza y la crudeza con la que el clima ha golpeado a los atletas. Menos frío pero mucha más agua. Esto hizo que las 100 millas –donde Clavijo y Foncubierta participaban- viera retrasada la salida de las 18 horas del viernes a las 10h del sábado, con el consecuente recorte de kilómetros.

UTSB 100 millas

Edición dura donde Ezequiel Foncubierta con toda su ilusión salía en busca de la gloria para descubrir en su primera participación que bandoleros no hace rehenes. 100 millas donde, según información, la ‘circular de Villaluenga’ en su vuelta estaba impracticable. Gran actuación de Ezequiel. A pesar de encontrarse dentro del tiempo estipulado y con buenas sensaciones fue neutralizado por dirección de carrera en El Bosque -7:06 de la mañana del domingo- con un tiempo total de 21:06:27. Impresionante para su estreno.

Por su parte, nuestro gran ultrafondista Clavijo, venía esta edición con más dudas que en la anterior por unas repetidas molestias. Las mismas que en ningún momento parecieron retrasarle. Al igual que Ezequiel, estando dentro de tiempo la neutralización le cogió en Benamahoma -9:30 de la mañana del domingo-  con un tiempo total de 23:31:06.

UTSB os debe unas 100 millas y estamos seguros que volveréis para quitaros esta espinita, con más fuerza #blue.

Bandolerita -87km-

Por su parte, el resto de la expedición del #TRSTeam bandolera: Jesule Pérez, Fran Acosta, Vilches, los hermanos Romero Abollado –Bollo y Anabel-, junto con el padre de estos, Clara Calvillo, Daniel Marchan, Samuel, Víctor Lobatón y Santiago Cobos. La grupeta #blue salía a ritmo de ‘Curro Jiménez’ a las 11 horas del sábado.

El gran Fran Acosta desde el principio junto con los ‘pro’. En todo momento estuvo entre los 10 primeros. Y a pesar de una caída –sin graves consecuencias- así llegaría entrando, tocado de piernas, por Prado del Rey. Al fondo el gran Chito lo esperaba para nuevamente gritar su nombre y así cerrar el círculo de esta prueba. A ritmo de ‘Highway to hell’ con su familia, con su gente. Edición en la que con un tiempo final de 10:03:19 sería 10º de la general y 4º de su categoría. Y que a pesar de no poder subir a podium se quitó la espinita de la edición anterior.

Detrás llegaría el ‘tapado’. El que no quiere ser objetivo de una cámara y que a tientas y callado se marcó una brutal participación en la Bandolerita, para ser su primera vez. Víctor Lobatón iría toda la prueba atrás. Quizás con el freno de mano echado. Esperando el momento en que la presa está a una carrera y un bocado. Y así lo hizo, con mucha cabeza. Gran actuación del gran Víctor, valga la redundancia, que paró el crono impresionantemente en 10:48:50. Y así ser 15º de la general y 4º de su categoría.

El tercero de los #blue en cruzar el arco lo hizo como uno de sus apellidos y, al igual que Víctor, lo hizo callado. Sin querer hacer ruido, con trabajo y constancia. Superación sin límites desde la humildad de nuestro gran Dani Marchan, que se marcó un carrerón en esta dura Bandolerita. Con un tiempo de 11:51:45 cruzaba la meta a las 22:52 de la noche en Prado del Rey. Gran crono por parte de Dani que consiguió ser 24º de la general y 15º de su categoría.

Si tuviéramos que darle nombre a todo-terreno en una palabra sería Jesule Pérez. En todas las apuestas estaba como finisher, porque a cabezón y experiencia no le gana nadie. En la bajada de Villaluenga un fuerte golpe en la rodilla –con un pequeño corte- le hace temer lo peor. Solo fue una pesadilla y, con la experiencia y el temple que le caracteriza, se planta entre El bosque y la meta. Siete kilómetros larguísimos y un giro de derechas. Al fondo, el arco de bandoleros con sus mejores galas, para una vez más recibir a este todo-terreno. Pasadas las doce de la noche cruza la meta con un tiempo magnífico de 13:04:58, siendo 43º de la general y 25º de su categoría.

Cuando hablamos del #buenrollismo que tenemos los atletas del #TRSTeam es porque se trata de algo evidente. Así lo demostraron Bollo y Vilches. Porque desde pequeños tenemos todo tipo de amigos pero estas carreras atan lazos que no los rompe ni un vendaval. Desde el inicio hasta el final juntos ante la adversidad, el cansancio y las inclemencias del tiempo. Apoyándose el uno en el otro y viceversa. Así consiguieron llegar hasta la meta de bandoleros estos dos grandes atletas que demostraron que en este deporte el compañerismo y apoyo está por encima del crono. Y aunque el primero de la general de las 100 millas le quitó el protagonismo en meta, solo cruzar el arco ya estaba más que recompensado.

Ambos acabaron cruzando el arco con unos tiempos de 14:26:31 y 14:26:36 respectivamente. Jose Miguel Romero Abollado acabaría siendo 77º de la general y 35º de su categoría. Por su parte Miguel Ángel Vilches conseguiría ser 78º de la general y 38º de su categoría. ¡Enhorabuena!

No todo fueron buenas noticias. A medida que pasaban las horas llegaban noticias de retirados y retiradas. Anabel sufrió lo que en la anterior edición Fran Acosta. La fatiga y un malestar en el estómago comenzaron hacer muy pronto mella en nuestra gran atleta entre El Bosque y el Boyar. Finalmente se retiró en los llanos, la mejor decisión dadas las condiciones de malestar donde el cuerpo se deshidrataba rápidamente.

Por su parte, Santiago Cobos llegaba a El Boyar con algo de piernas pero muchas molestias. Finalmente y, después de mucho sopesar la situación se retiraba. Eran las 19:30 en Villaluenga y aun haber pasado la mitad del trazado su cuerpo dijo basta en esta edición llevando un total de 8 horas y media de tiempo.

La ‘pequeña’ del clan #blue pasaba El Boyar con un tiempo de 05:40:29. Clara Calvillo llegaba con buenas sensaciones y la humildad que le caracteriza. Salió para enfrentarse a las presillas y la enorme subida a Simancón. El tiempo se complicaba y a pesar de llegar a Villaluenga, tanto la organización como ella misma decidía retirarse con un principio de hipotermia.

UTSB os debe una segunda oportunidad y solo ponerse en la línea de salida es de quitarnos la visera y rendiros homenaje.

Y así volvemos al principio. Al principio del final en esta aventura del #TRSTeam bandolera. Quizás era el menos preparado y con menos experiencia. Nadie lo metía en las apuestas y, menos al ver como el clima empeoraba a medida que la noche caía. Samuel Sánchez dio un golpe en la mesa de los de atrás. Los de media tabla, los últimos. Los que se llevan horas y horas luchando contra viento, lluvia, frío y cansancio.

Los que a pesar de no esperar nada, solo con el hecho de cruzar la meta nos vale la pena. A tientas, como el que no quiere hacer ruido, entra en la meta cual elefante en una cacharrería. Dando una hostia sin mano a todos, callando bocas.

Ayer y disculpen mi atrevimiento se me pusieron los bellos de punta. Los pelos del culo cual varillas de paraguas, como diría mi querido Julio. Ayer a cada minuto que pasaba la tensión crecía. Solo unas cuarenta personas en la carpa de meta. Un viento de mil pares y una lluvia como hacía tiempo que no veía. Y allí estaba él. A oscuras, con el frontal ya apagado. Sonriendo bajo el arco a pesar del cansancio. Después de más de 20 horas bajo la lluvia. Con una sonrisa y la mirada humilde que le caracteriza. Bajo unos leves aplausos. Porque fue el último en entrar en meta post-neutralización, porque fue la cara visible del que llega último y se siente campeón.

Grande Samuel, grandes #blue, grande #TRSTeam, sois la polla!

 

Otros posts que puedan ser de tu interés:

Un comentario de “Ultra Trail Sierra Bandoleros 2018

  1. ricardo david dionisio garcia dice:

    buena crónica colegas ,a mi me neutralizaron en benamahoma casi con el mismo tiempo q su compañero clavijo…no lo podíamos creer tan cerca de meta,dicen q era la peor parte pero como era también el ultimo tramo aunq sea a rastras,pero bueno sus razones tendrá la organización.gracias por compartir sus vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.