Como ya anunciábamos en TrailRunner Store, y a medida que vayamos creciendo, nuestros colaboradores irán participando en este nuestro espacio. Hoy os presentamos un artículo de interés común para todo atleta. De la mano de un magnifico profesional, uno de nuestros colaboradores Jesús Báez y su Clínica del pie Báez hablamos del Síndrome de estrés medial tibial (SEMT) o periostitis tibial.

El síndrome de estrés medial tibial (SEMT) o comúnmente conocido como periostitis tibial es una lesión muy popular entre los corredores. Se estima que entre 5-25% de los corredores en alguna ocasión han padecido episodios de SEMT. El diagnóstico se consigue a través del examen clínico. Consiste en la aparición de dolor a nivel anteromedial y/o posterior del tercio distal de la tibia durante la carrera, con fuerte dolor a la palpación en un recorrido de unos 5cm. También hay que realizar diagnóstico diferencial con otras patologías a ese nivel como puede ser la fractura por estrés (en ocasiones evolución del SEMT y dolor permanente incluso en la deambulación)

En la actualidad aún no está claramente definida la etimología real, pero una de ellas se piensa que el SEMT es causado por una periostitis debido al aumento de tracción y torsión a ese nivel. Además , existen factores intrínsecos y intrínsecos que pueden ser favorables para la aparición del SEMT. En los factores intrínsecos encontramos pies con aumento de la pronación, aumento del rango de los patrones rotadores de la cadera, la limitación de la articulación del tobillo, tibias varas con aumento de la torsión interna, el sexo femenino, y el aumento de peso. Dentro de los factores extrínsecos se engloban el tipo de zapatillas, el tipo de terreno y  la técnica de carrera empleada.

Todo esto conlleva a un aumento de velocidad, impacto y torsiones creando mayor solicitación de la musculatura implicada y, por tanto, mayor tensión del periostio dándose lugar una reacción inflamatoria.

Los tratamientos tradicionales son, la aplicación de frío local, el reposo, correr por terrenos mas blandos, etc…  Se debe realizar estudio exhaustivo  y detectar que factores mencionados presenta el paciente y actuar sobre ellos.

A continuación presentamos un caso clínico de un varón de 28 años de edad, que acude a consulta comentando que lleva muchísimo tiempo con periostitis y sobrecarga de soleo sin encontrar solución alguna. El paciente es militar y le incapacita mucho en su trabajo. Como antecedentes de interés el paciente había utilizado soportes plantares en la infancia por pies planos y fue diagnosticado años atrás de osteocondritis astragalina en pie derecho.

Observe eje de la ASA (articulación subastragalina) excesivamente medializado (líneas blanca)
Huellas planas

Tras la exploración y estudio bajo sistema de análisis de la carrera (Optogait) se observa que sus pies trabajan  en máxima pronación debido al exceso de medializacion de la ASA, aumentando los momentos pronadores provocados por las fuerzas reactivas del suelo. También presenta un componente de varo tibial que va aumentar la pronación y velocidad angular de la ASA.

A nivel interno, observe la pérdida total del arco (flecha roja) también se puede observar la insuficiencia del recobro de la pierna contra lateral (108*)
Pronación acusada a nivel de retropie (círculo rojo) observándose aumento de los pliegues perimaleolares e incluso convexidad del arco longitudinal externo debido también a la retracción de la musculatura posterior.

El tratamiento que se realiza va encaminado a reducir los momentos pronadores, así como la tensión y presión a ese nivel. Para ello realizamos soportes plantares personalizados y cambios en la técnica de carrera para minorar tensión y presión a ese nivel. En ocasiones con simples cambios en la técnica de carrera son suficientes para solucionar el SEMT

Para los soportes plantares se toman moldes en carga controlados y posteriormente se realizan modificaciones, tales como balance de inversión del molde de 10* complementado con un Medial Heel Skive de 4mm (cuña intrínseca supinadora).

Resultado final de los soportes plantares
Pies con soportes plantares
Pies sin soportes plantares

En resumen,  el síndrome de estrés tibial es una patología que se ve en clínica con mucha frecuencia en deportista de media y larga distancia, su diagnóstico fundamentalmente se realiza con el examen clínico e historial de paciente. Para ello hay que realizar una exploración y estudio exhaustivo para detectar cuales son los factores predisponente que presenta para  la aparición del SEMT y encaminar el tratamiento  en cambios para reducirlos.   

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.