Nos preparamos las pruebas importantes con mucho mimo, ya sean de running, trail running u otra modalidad. Pero a veces se nos pasan detalles importantes o cometemos errores alegando que “no pasará nada, seguro que va bien“. Si te suena esta frase, échale un ojo a algunos fallos que se suelen cometer, y no solo hablamos de corredores principiantes. Estos 6 errores pueden estropear la prueba que tanto nos hemos preparado.

Errores a tener en cuenta en una prueba

Al hablar de esto, se ha tenido en cuenta que hemos llevado un entrenamiento correcto (excepto en el consejo número 3), con una nutrición correcta, hemos trabajado en el gym o entrenamiento funcional para mejorar nuestras marcas, etc. Es decir, que hemos preparado la prueba anteriormente. Sin esta base, ¡la prueba ya no se nos hará complicada de por sí!

Os dejamos con la lista de errores a evitar en tu prueba de running:

  1. Llegar con el tiempo justo a la prueba. Llegas, te cambias y tienes un minuto para calentar; es muy poco tiempo y, además, con los nervios del evento te sientes un poco agobiado. Una solución sería organizarte un poco mejor, como por ejemplo saber con antelación dónde recoger el dorsal, llegar 10 minutos antes de la entrega para recoger tu bola con tranquilidad y conocer los puntos de interés, como la bolsa de aparcamiento, la situación de las duchas, etc. Todo esto evitará que sientas más nervios que se suman a los que ya por sí llevarás por la prueba.
  2. Experimentar con materiales nuevos. Si has encontrado un material que te ha encantado, te gustaría probar en competición o que, por para suerte, se te ha estropeado días antes te aconsejamos que no estrenes nada, ni siquiera un isotónico o unos calcetines, puede arruinarte la prueba que has preparado durante tanto tiempo. Nuestro consejo es intentar tener siempre una alternativa a materiales como zapatillas, mochilas o suplementación. Y si te ves en la obligación, consigue esos mismos calcetines, sales, o material que te haga falta si estás en la última quincena previa a la prueba, o visita tu tienda de confianza y que te asesoren con la mejor alternativa para el evento.
  3. Darlo todo en los últimos días por no haber hecho tu trabajo previo. Si te ves en este caso, lo mejor es no sobreentrenarse, con seguridad llegarás más agotado a tu objetivo. Llegados a este punto, aconsejamos seguir la línea de entrenamiento que te hayas marcado -o tu entrenador- para la prueba, sin variar ritmos ni distancias. Aunque no hayas completado tu entrenamiento al 100% rendirás a un mayor nivel que con sobrecarga de entrenamiento en los días previos inmediatos.Sobreentrenamiento running error común
  4. No descansar las 48 horas previas a la prueba. ¿Por qué 48 horas antes? Durante la noche anterior de una prueba importante es difícil para muchos descansar correctamente por los nervios (si duermes como un tronco te felicitamos). Por lo que dos noches antes a la prueba es importante tener un buen descanso para afrontar el último día de una mejor manera tanto física como psíquicamente.
  5. Preparar todo el material antes de salir para la prueba. Acuéstate sabiendo que tienes todo bajo control, que has tenido en cuenta posibles problemillas de última hora, adversidades climatológicas, el recorrido, desnivel, cuestas, etc. a la hora de preparar tu material y toda la suplementación. Esta parte es muy importante para la prueba, asegúrate que te sienta bien y que suple todas tus necesidades, probándola de forma sobrada en tus entrenamientos.
  6. Ser sobreoptimista con el objetivo. No hagas tu salida más explosiva de lo que la tienes preparada. Salir atrás no es un problema, incluso para primeras pruebas te aconsejamos salir al final para asegurar tu estrategia y tus tiempos. Debes hacer tu carrera de acuerdo a tu objetivo y lo que has entrenado, y si te sale mejor porque has podido apretar un poco en algunos tramos controlados, mejor que mejor. Pero no fuerces si no estás totalmente seguro/a, ten en cuenta el terreno, el clima, tomar la suplementación en los momentos correctos… Tu ritmo de carrera en una prueba por montaña “rompepiernas” no debe de ser el mismo que en tus entrenamientos en llano con pequeñas cuestas, aunque quieras conseguir los mismos tiempos, ya que puedes acabar la prueba de una manera muy sufrida.

Salida explosiva running, error común

Así que intenta evitar estos errores, más comunes de lo que pensáis. Y es importante que disfrutes de la prueba, salga bien o no tan bien como teníamos pensado. Ya que, al fin y al cabo, la prueba te va a poner en tu sitio, va a demostrar lo que has entrenado y cómo, el material que lleves, la estrategia que hayas estado preparando, etc.

Y si no tienes un buen día, no te agobies, disfruta de la prueba y quédate con eso; sigue entrenando que que tendrás muchas más oportunidades para competir al 100%.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.